Windows 8: cómo usar el Administrador de tareas

Además de la interfaz Metro, Windows 8 trajo varias características nuevas al aspecto de algunas de sus herramientas. El Administrador de tareas es uno de los elementos que se ha renovado y ahora ofrece muchas más funciones, incluido el diagnóstico del tráfico de datos y el rendimiento de la computadora.

Todo este cambio tiene como objetivo hacer la vida más fácil a quienes eligen el nuevo sistema operativo de Microsoft. Aún así, algunas personas están un poco perdidas en medio de tanta información. Por lo tanto, decidimos explicar mejor qué es cada función en la pantalla del administrador de tareas y también cómo usarlas. ¡Revisa!

Ver procesos

La forma de acceder al Administrador de tareas no ha cambiado. Simplemente haga clic derecho en la barra de tareas y seleccione la opción “Administrador de tareas”. De forma predeterminada, la nueva pantalla principal muestra solo una lista de aplicaciones que se están ejecutando actualmente y que no se han iniciado con el sistema. La idea es facilitar la búsqueda de tareas, ya que no hay confusión de nombres y procesos que no tenías idea de que existían.

Al hacer clic en “Más detalles”, tiene acceso a una cantidad mucho mayor de información. La pantalla principal ahora muestra cinco columnas junto al nombre de cada proceso. Son: “Estado”, “CPU”, “Memoria”, “Disco” y “Red”. En cada uno de ellos, puede realizar un seguimiento de la cantidad de recursos informáticos que consume cada tarea.

Para facilitar los procesos de visualización, la lista se divide en tres secciones: “Aplicaciones”, “Procesos en segundo plano” y “Procesos de Windows”. Esto hace que sea más fácil encontrar un elemento en medio de tantas tareas que se están realizando.

En Internet

Una característica muy interesante agregada al Administrador de tareas de Windows 8 es la búsqueda en línea. Si está mirando la lista de procesos y encuentra un elemento desconocido, no debe alarmarse. Haciendo clic con el botón derecho del mouse sobre la actividad no reconocida, elija la opción “Buscar en línea” y espere unos momentos.

La nueva función del sistema realiza una búsqueda completa en Internet, buscando información sobre el elemento seleccionado. El resultado se muestra en el navegador y puede navegar por tantas páginas como crea necesario.

Estadísticas

Una de las características más útiles se encuentra en la pestaña “Rendimiento” del Administrador de tareas. Con él, puede controlar el rendimiento de varios componentes de la computadora, como el procesador, la memoria y el disco. Además, también se muestran diversos datos de la red, lo que permite visualizar el flujo de datos que salen del PC y se dirigen a Internet y el uso de los recursos de la máquina.

Para facilitar la visualización de datos, la información también se muestra en forma de gráficos. Esto permite que los diagnósticos se realicen más rápidamente si hay un problema con uno de los elementos monitoreados.

Histórico

Otra pestaña que puede resultar muy útil es el “Historial de la aplicación”, que muestra qué procesos consumen más tiempo del procesador y transmiten el mayor volumen de datos a través de la red. Con esta información se pueden encontrar las tareas que ralentizan el equipo o que interfieren con el rendimiento de la red y, así, solucionar los problemas que dificultan el desempeño de otras actividades.

Programas iniciados con el sistema

Las aplicaciones que comienzan con Windows pueden ser un puñado, pero también pueden ralentizar el proceso de inicio del sistema. Por lo tanto, es bueno estar atento a lo que se carga cuando se enciende la computadora.

El procedimiento se puede realizar simplemente accediendo a la pestaña “Inicio”, presente en la pantalla del Administrador de tareas. Se muestra una lista de todos los procesos iniciados con el sistema operativo. Para desactivar un elemento, simplemente haga clic derecho sobre él y seleccione la opción “Desactivar”.

servicios

Mucha gente se quejó de que acceder a la pantalla de servicios del sistema era algo complicado. Por lo tanto, en Windows 8, esta funcionalidad se puede encontrar en la ventana del Administrador de tareas, ya que es una herramienta muy utilizada.

En la pestaña “Servicios” del Administrador tienes acceso a todos los servicios del sistema operativo, incluidos los que no se están ejecutando. Además del nombre del recurso y su estado (detenido o en ejecución), es posible leer una breve descripción de la actividad realizada por ese elemento y también su PID (número utilizado para identificar un proceso).

Al hacer clic con el botón derecho, puede reiniciar, detener o iniciar una tarea. Tenga cuidado de no cancelar la ejecución de un servicio esencial para el sistema operativo. Puede utilizar la opción “Buscar en línea” para averiguar qué hace un elemento de la lista y si es posible detenerlo o no.

… ..

Aunque el nuevo Task Manager tiene una interfaz mucho más amigable, siempre debes tener mucho cuidado a la hora de modificar algunas opciones. A menudo, finalizar el proceso incorrecto puede hacer que el sistema operativo no ejecute algunas instrucciones, lo que obliga a reiniciar la máquina para que todo vuelva a la normalidad.

Ahora que conoce un poco más sobre las funciones que se presentan en la nueva interfaz del Administrador, aproveche la oportunidad para monitorear más de cerca el rendimiento de su máquina y aprovechar al máximo las herramientas que se ofrecen.